VENGAN LAS ALFOMBRAS

Milenarias, clásicas, elegantes, y muchas veces con un valor artístico muy altos, eso y más son las alfombras.

Con un origen árabe que aun arrastramos los de habla hispana, ya que la palabra alfombra, es de esa cultura, nos permiten elevar la importancia de un sitio, de una habitación de un espacio, brindando un ambiente, un detalle estético de altos quilates. Para este 2014 es muy recomendable el uso de las alfombras, en todas sus variantes.

Ciertamente se utilizan indiscriminadamente en las oficinas, pero este uso invariable cambia de la oscuridad a la luz cuando las colocamos con buen gusto, en nuestros hogares.



Las alfombras atraen especialmente por el color, la textura, los matices y los tejidos o dibujos que estas posean, así como por la extensión que ocupan en la habitación, o espacio interior donde las colocamos. Particularmente intento no usarlas en rojo, ya que son muy comunes en eventos de todo tipo, desde fiestas, bautizos, bodas, pasarelas, o premios de toda procedencia.

Un color fantástico es el azul, con tonos que recuerden a un mar cálido, limpio, lleno de luz. Una gran alfombra azul que contraste con paredes claras y objetos y muebles disímiles, para dar una sensación pacífica, llena de energía.



Los estampados de las alfombras abundan en miles de formas y combinaciones. Aconsejo los que tienen solo dos colores en contraste evidente, con dibujos simples, que aporten asombro por su diseño, o admiración por su sencillez. Así podemos encontrar estampados que imitan la piel de la cebra, o de otros animales de atrayentes pieles, son ideas para nada despreciables, sobre todo para usarlas en pequeños espacios, bajo mesas u otro mueble decorativo.  

Estampados más elaborados, con inspiración medieval, asiática, o las clásicas arábicas, iraníes, afganas, siempre son una buena opción, solo tenga cuidado con la cantidad de colores y texturas existentes en el resto de la habitación donde coloques estos tipos de alfombras. 
Estampados abstractos con formas geométricas estilo art decó son las que más me apasionan, son atemporales, y siempre atraen la mirada, dejan una sensación de sofisticación en el espacio donde estas alfombras sean instaladas.